sábado, 8 de septiembre de 2012

El día que nació María | tengo sed de Ti

El día que nació María | tengo sed de Ti

El día que nació María


El devenir de la vida está lleno de acontecimientos… algunos tienen más o menos importancia… la mayoría pasa sin pena ni gloria, sin dejar ninguna marca en el mundo… pero en ocasiones, hay un acontecimiento que trasciende la barrera de lo ordinario y deja una marca tan grande en la historia, que es recordado generación tras generación… hoy recordamos uno de esos acontecimientos…
Sucedió en algún pueblito de Galilea, hace más de dos mil años… tal vez fue en Nazaret, aunque el lugar en realidad no importa… cuenta la tradición que Joaquín y Ana no habían tenido descendencia, por lo que rogaban fervientemente al Señor que bendijera su matrimonio con un hijo… su oración fue escuchada y Ana dio a luz una niña… a la que puso por nombre María…
Para el pueblo de Israel ese fue un día corriente… no hubo fiesta ni algarabía ni gozo… nada parecía haber cambiado… sin embargo, aunque oculto a los ojos de los hombre… aquel día nacía la Mujer prometida en el Génesis (3,15)… y la Doncella de quien había hablado Isaías (7,14)…
Su vida fue como su nacimiento… oculta y sencilla… pero ya sabemos que el Señor se goza revelando sus grandezas a través de los pequeños y humildes… y la grandeza que nos revelaría a través de esa doncella sobrepasaría cualquier expectativa humana… ella fue la elegida del Padre, para ser Madre del Hijo… y el Espíritu la cubrió con su sombra… y concibió… y dio a luz… y por su Hijo, fuimos salvados…
Mientras el mundo giraba y la vida corría apacible y tranquila… en aquel pequeño pueblecito de Galilea, la humanidad comenzaba a respirar esperanza… el mal comenzaba a ser vencido… y la redención del hombre ya estaba cerca…
Me gusta pensar que el día que nació María, a Dios se le escapó una sonrisa… y celebró una gran fiesta en el Cielo… DTB!